sábado, 20 de agosto de 2011

RIVER COMIENZA SU ANDADA EN LA SEGUNDA


Siempre hay una primera vez. El River Plate, el club argentino con más Ligas ganadas, debutó el pasado martes en la Segunda División (Nacional B). Después de 110 años de historia gloriosa, comenzó su más desagradable temporada, pero su público no dejó de alentarlo durante los 90 minutos del partido en el que venció (1-0) al Chacarita Juniors, un equipo de la periferia bonaerense que jugó muchas veces en Primera y que una vez, en 1969, llegó a consagrarse campeón.

El River jugó en su casa, en el estadio Monumental, porque la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) aún no decidió si le sancionará o no por los desmanes de sus hinchas el día de junio pasado en que perdió la categoría. La AFA no fue benévola hace tres años, cuando los simpatizantes del Nueva Chicago recurrieron a la violencia, incluso hubo un muerto y su conjunto descendió a Segunda. A ese pequeño club de Buenos Aires le quitaron 20 puntos en el nuevo curso y le clausuraron sul estadio durante 20 partidos. Pero al River, uno de los dos más populares del país, no le han castigado aún por aquella jornada con 89 heridos, 50 arrestados y el árbitro amenazado.

Así fue que 35.000 de los 85.000 socios de los millonarios fueron el martes al Monumental, en el barrio porteño de Núñez. Hasta algunos que viven en otras ciudades viajaron para alentarlo en tan mal trance. "¿Qué millonario no se fundió alguna vez y resurgió de las cenizas?", se preguntaba ayer -en una columna del periódico Ámbito Financiero- El Tano Pasman, aquel hincha calvo del River inmortalizado en un vídeo de YouTube en el que despotricaba por el descenso.

El partido del River fue transmitido en abierto por la televisión estatal, al igual que todos los de Primera, y tuvo más audiencia que el del día anterior de su archirrival, el Boca Juniors, que goleó (4-0) al Unión en la máxima categoría.

Muchos hinchas del River todavía no asimilan la nueva situación. El locutor del estadio anunció que era el primer partido del Campeonato Nacional, pero se olvidó de completar el nombre de la categoría, Nacional B. La barra brava cantaba las habituales canciones de cada domingo, el día en que se suelen jugar los partidos de Primera, a diferencia de los de Segunda, que se disputa los sábados. "Decí (di) que enfrente está Chaca y el partido parece de la A (Primera)", comentaba Pasman.

Bajo una llovizna constante, el River salió al campo de juego con dos atacantes que regresaron al club, Alejandro El Chori Domínguez, que vino del Valencia y fue la estrella del partido, y Fernando Cavenaghi, que el curso pasado jugó en el Mallorca. También debutaron varios canteranos. Jugó un buen primer tiempo, a un nivel superior al de Primera, y a los seis minutos el defensa uruguayo Juan Manuel Díaz marcó el gol. Solo en el final del partido el funebrero dio algunos sustos al dueño de la casa.

"El análisis queda para otro partido sin tanta presión y con un campo en mejores condiciones", opinó Pasman. Claro que ahora el River deberá ir a jugar a muchos terrenos en condiciones tan malas que su aguado césped dará envidia. En Segunda no se gana con jogo bonito, como le gusta al hincha del River. "Es una categoría muy difícil. Empezamos con muy buena actitud y después nos fuimos quedando", reconoció Domínguez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada