sábado, 6 de septiembre de 2014

TROTAPORTERIAS

Lutz Pfannenstiel es el único futbolista, hasta la fecha, que ha jugado en ligas de los cinco continentes del mundo. En 20 años como profesional jugó en 25 equipos distintos.

Si pensabais que Ibrahimovic o Balotelli han cambiado de equipo muchas veces, esperad a conocer la historia del ex guardameta alemán. Retirado del fútbol profesional desde 2011, hacer un repaso a su carrera es un mareante viaje de muchos kilómetros. Ha sido el único jugador a día de hoy capaz de jugar en equipos de las seis confederaciones de la FIFA. Lo de Aranda y sus cesiones, a su lado, es una vuelta hasta el bar de la esquina. 

El Nottingham Forest, en el que jugó en tres etapas distintas (1995, 1996-97 y 1997-98) es el único equipo realmente de peso en su trayectoria. Sorprende que en una temporada fuese capaz de vestir la camiseta de 3 o 4 equipos, lo que hace pensar que el objetivo de Lutz jamás fue asentarse en un club y triunfar, sino batir este curioso récord de promiscuidad. 

Jugó en países tan pintorescos como Namibia, Malasia, Singapur, Malta, Canadá o Nueva Zelanda, pero fue sólo en Finlandia donde logró ganar sus únicos títulos: una liga (con el Haka), y una Copa (con el Tampere). En los últimos coletazos de su carrera, alternó su función de guardamenta con la cuerpo técnico, llevándole a países como Cuba o, atención, ¡la Antártida! Resumiendo, que el hombre se ha pegado la vuelta al mundo varias veces a costa del fútbol. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada