miércoles, 24 de abril de 2013

BUNDES LIGA

Ayer pudimos ¡¿"disfrutar"?!, del primer duelo de semifinales de Champions League, que enfrentaba al club en mejor forma del continente contra la referencia en los últimos años.


Bayern y Barça arrancaba con la sensación de no ser solo un partido entre dos clubes, sino unos enfrentamientos entre germanos e hispanos. Dos partidos, dos caminos para llegar a Wenbley y un solo ganador, Alemanes o españoles. Además el morbo de poder ver una final española dota de más importancia si es posible estos 360 minutos futbolísticos de Qualität.  

Sin embargo, en los primeros 90 minutos solo pudimos deleitarnos con un equipo, con 11 hombres; unísonos, organizados, combatientes, sin complejos y sobre todo, bien trabajados. Porque hacia años que no veía a un club con las ideas tan claras, sabiendo lo que querían y realizando lo correcto en cada momento. 

Hacía casi 20 años que el Barcelona no recibía una goleada de está magnitud. Fue precisamente la debacle que acabó por sepultar al histórico 'Dream Team'. Ocurrió un 18 de mayo de 1994. El Barcelona jugaba la final de la Champions ante el Milan de Fabio Capello.

Hoy será el turno del Real Madrid, con el que el pueblo español desea no correr la misma suerte culé. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada