viernes, 8 de marzo de 2013

"EL TREN SOLO PASA UN VEZ EN LA VIDA..."

 Puede ser mucho más satisfactorio estar en un sitio en el que no estás obligado a ganar títulos

Imaginemos que tengo la ambición de entrenar un día al Real Madrid, FC Barcelona, Manchester United, Manchester City, Chelsea, Juventus… el que sea. Al final lo consigo, llego allí. Terminamos segundos en la liga, nos echan de la Champions League en la tanda de penaltis de la semifinal, perdemos por dos goles a uno en la final de copa. Durante diez años, he estado trabajando y haciendo todo lo posible por llegar allí y entonces, cuando sólo han pasado nueve meses desde que se cumplió mi sueño, me echan. Estoy en la calle. ¿Por qué jugársela así? He pertenecido como futbolista a clubes grandísimos. Y puede ser mucho más satisfactorio estar en un sitio en el que no estás obligado a ganar títulos cada año.

Michael Laudrup salió de España hace ahora justo un año por la puerta de la cocina. Su experiencia en Mallorca, en donde las presiones de prensa y afición y los malos resultados acabaron forzando al Consejo a mostrar la puerta de salida al danés, no dejó un buen sabor de boca entre la afición española. Prometía mucho y acabó quedándose en nada. Sin embargo, conviene no despreciar las especialísimas circunstancias que acabaron precipitando el adiós del técnico a la isla. Un ambiente institucional irrespirable, el sainete de la secretaría técnica balear y un clima ya de por sí considerablemente autodestructivo. Trabajar bajo el yugo de esos condicionantes no parecía una misión asequible.

Laudrup ha encontrado el punto exacto de cordura, salud económica y ambiente idílico en el País de Gales. Quizá entienda que, conquistado su primer gran éxito como entrenador, ha llegado el momento de seguir subiendo peldaños en su carrera. O tal vez no. Tal vez interprete que hay demasiadas cabezas para cobijarse bajo un mismo techo. Tal vez entienda que una carrera al margen de los gigantes europeos es posible. A nosotros, románticos del fútbol, nos encantaría pensar que es así.

1 comentario:

  1. Es un buen entrenador, pero para clubes normalitos

    ResponderEliminar