martes, 26 de enero de 2016

30.000 millones de euros

"Durante siete años no se lo he contado a ningún compañero. Mis compañeros del Milan se habrán enterado esta semana y los del Arsenal ahora mientras leen estas líneas. Ni Wenger lo sabe. Quería contarlo en el momento adecuado cuando todo estuviera tan avanzado como ahora". Ahora, con la patente en la mano, GF Biochemicals comenzó la construcción de plantas químicas y la compañía ya cuenta con 400 empleados.

En 2008, el Arsenal y Flamini no llegaron a un acuerdo para renovar su contrato, llega casi directo al banquillo del AC Milan y fue entonces, cuando el francés decidió emplear su tiempo libre en centrarse en una de sus aficiones: el medio ambiente. Se unió a Pasquale Granata y juntos montaron la GF Biochemicals, una empresa que ahora puede llegar a estar valorada en 30.000 millones de euros después de su último descubrimiento. Así lo cuenta en una entrevista para The Sun.

"Siempre estuve cerca de la naturaleza y preocupado por las cuestiones ambientales, el cambio climático y el calentamiento global. Granata estaba en la misma onda que yo. Estábamos buscando cómo podríamos hacer una contribución al problema y, después de un tiempo, nos enteramos de lo que es el ácido levulínico. Es una molécula identificada por el Departamento de Energía de EE.UU. como una de las 12 moléculas con el potencial de reemplazar a la gasolina en todas sus formas. Financiamos la investigación de la Universidad Politécnica de Milán y después de varios meses se nos ocurrió con la tecnología de cómo producirla a escala industrial, es decir, de forma barata y rentable, y lo patentamos".

Sí, el flojo futbolista del Arsenal Mathieu Flamini puede cambiar el mundo. No el mundo futbolístico. El mundo. Su empresa podría acabar con el uso de combustibles fósiles en el mundo. GF Biochemicals, anunció hace unas semanas que había descubierto la manera de producir grandes cantidades de ácido levulínico, un compuesto orgánico que puede sustituir al petróleo en todas sus formas y ser empleado en un futuro como combustible sintético.


“Si hemos sido capaces de cambiar el mundo natural, que no hicimos, que ya estaba hecho, si mediante nuestras intervenciones hemos sido capaces de agregar algo que no existía, ¿cómo nos vamos a ser capaces de cambiar el mundo que sí hicimos, el mundo cultural, de la política, de la explotación y de las clases sociales” A Paulo Freire le faltó decir: Si convertimos el fútbol en un negocio ruin “¿Cómo no vamos a ser capaces de cambiar la conciencia futbolística y convertirlo en un bien para todos? 

3 comentarios:

  1. Lo leí hace unas semanas, y hablaban de Flamini como uno de los futuros multimillonarios debido a esa investigación de la que hablas. No todos los que corren detrás de un balón, se gastan sus millonadas en coches deportivos y mansiones.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. El flojo futbolista del Arsenal Mathieu Flamini puede cambiar el mundo. No el mundo futbolístico. ---Nos gustaría ver un nuevo éxito el desarrollo de productos de su empresa en ningún tiempo largo :)!

    ResponderEliminar
  3. A esto se le llama saber emplear su tiempo libre, y no como otros que lo que hacen es quemar su dinero en emborracharse, comprar grandes coches para correr a lo loco y en putas...

    ResponderEliminar