sábado, 6 de julio de 2013

"NO QUIEREN DAR SU PELO A TORCER..."

Puede que a los más jóvenes les cueste creerlo, pero no siempre nuestros campos del fútbol fueron transitados por futbolistas con cuerpos depilados, tatuados e inverosímiles crestas. Hace años eran las melenas al viento, las barbas pobladas y los bigotes lo que causaba furor sobre el césped. 

Estos son algunas de las tendencias significativas que marcaron el pasado: 
  • Barba, patillas y pelo a lo afro de Breitner
  • Del Racing de los bigotes al Sporting de los barbudos
  • Sandokanes
  • Perillas noventeras

Fue David Beckham el responsable de ir introduciendo en el mundo del fútbol todos los looks habidos y por haber, rozando la línea entre lo cool y lo hortera. Las últimas modas son los brazos tatuados sin dejar hueco alguno de piel y las cejas rasuradas hasta más allá de lo admisible. Pero el último grito, la gota que va colmando ya el vaso, son las crestas, hasta el punto de que resulta difícil encontrar un equipo que se libre de ellas. En el Milán parece ser un requisito imprescindible para formar parte del primer equipo.

Puede que no se trate más que de modas, de adaptarse al signo de los tiempos, sin embargo una serie de valiente no quieren dar "su pelo a torcer, perdón, su brazo a torcer" y de la mano de las crestas, el pelo afro empieza a ser de nuevo un grito en la moda como lo fue en los años 60 y 70. 

2 comentarios:

  1. jajajaja ya te digo!!! Prefiero las crestas a los pelochos.

    ResponderEliminar